Terror en Nueva York: cómo fue el momento del atentado, según uno de los sobrevivientes argentinos.-

1 de noviembre de 2017.-

Cecilia Piedrabuena, la esposa de Ariel Benvenuto, contó que su marido la llamó instantes después del hecho y le dio detalles de los que había ocurrido.

Cecilia Piedrabuena, la esposa de Ariel Benvenuto, uno de los argentinos que salió ileso del atentado de ayer en Nueva York, aseguró hoy que su marido se salvó porque circulaba en bicicleta en último lugar en el grupo y que por ese motivo no fue alcanzado por la camioneta que conducía el terrorista.

Según la mujer, los 10 rosarinos circulaban por una bicisenda del sur de Manhattan en dos filas, cuando fueron sorprendidos por una camioneta que apareció desde atrás y comenzó a arrollar a los que iban por la derecha.

“Ariel salió ileso porque era el último de la fila de la izquierda, pero vio todo”, precisó la esposa de Benvenuto, en declaraciones a radio LT8 de Rosario que fueron reproducidas por la agencia DyN.

Del grupo de rosarinos, cuatro murieron en el acto y el quinto perdió la vida cuando era trasladado a un hospital.

“Me sonó el teléfono desde un número desconocido y atendí. Era Ariel que me llamaba desde el celular de un policía que se lo prestó y me dijo que la situación era muy grave pero que no me preocupara porque él estaba bien”, agregó.

Por último, Piedrabuena sostuvo: “más tarde volvió a llamarme y me dijo que fue muy grave. Ellos esperaban este viaje desde hace mucho tiempo. No se puede creer que haya terminado así”.

El grupo de rosarinos estaba integrado por egresados del Colegio Politécnico de esa ciudad y habían viajado a la Gran Manzana para celebrar el 30 aniversario de su egreso.

Durante un paseo fueron sorprendidos por s Sayfullo Habibullaevic Saipov, un hombre de 29 años de Uzbequistán, quien los arrolló y mató a cinco de ellos. Se trata de Hernán Diego Mendoza, Diego Enrique Angelini, Alejandro Damián Pagnucco, Ariel Erlij y Hernán Ferruchi. Por su parte, Martín Ludovico Marro se encuentra internado en el Presbiterian Hospital de Manhattan recuperándose de las heridas sufridas, y encontrándose fuera de peligro según el parte médico oficial.

Además de los cinco argenitnos, hubo tres muertos más. El atacante fue herido por la Policía y se encentra detenido.